Mi semana en imágenes

Lunes, comenzamos la semana


Con paso firme y seguro para aguantar lo que nos echen



Martes, lectura en el metroCualquier rato es bueno para dedicarlo a la lectura



Miércoles, de reunionesPapeles, presentaciones, informes... y la satisfacción del trabajo bien hecho



Jueves, va quedando menosSólo un madrugón más!



Viernes, esto va tomando otro colorYa huele a fin de semana



Sábado, reponiendo provisionesEs hora de hacer la compra, pero por internet. Y que nos la traigan a casa!



Domingo, jugar, jugar y jugar!Descansar, disfrutar, jugar y comportarnos como niños

Kids & Crafts: el disfraz de fruiti-fresa

Todos los años (bueno, en realidad desde el año pasado que el Niño Molón empezó el cole de mayores) toca celebrar la semana cultural del cole y por tanto, el tradicional espectáculo donde actúan los pequeños demonios angelitos de tres y cuatro años. Imaginad la escena...

Pues bien, cada clase prepara un pequeño baile y poesía para deleite de padres, abuelitos, tíos y demás familia.

Eso sí, en la circular que te envía la dirección comunicándote con que disfraz has sido agraciado este año, viene bien clarito que no más de dos familiares por niño, pero al final allí se junta toda la prole cual familia de gitanos, con el Pápa, la Máma, el Chuli, el Pai y el Cabra...

En fin, son de estas cosas con las que no puedo, como con la recogida del cole los viernes (único día que puedo ir yo, ya que el resto no me da tiempo por el trabajo), aquello es peor que un 7 de enero en la puerta de El Corte Inglés en plenas rebajas.... Pero ¿qué se piensan? Que se van a quedar con sus niños mElones allí?

Bueno, vamos al grano que me enciendo y este es un post DIY y no de blogterapia, jeje!

Cada clase hace dos funciones en la que la mitad hace una y la otra mitad hace otra distinta, imagino que es mejor coordinar a dos grupitos de doce niños cada uno que no a uno solo de veinticuatro...

El misterio está en por qué siempre me toca a mí el disfraz más difícil!!! El año pasado fue vestido de salsero fucsia (ya contaré esa historia, que también es muy DIY).

Pues bien, este año nos ha tocado la función de Los Fruitis, ¿os acordáis de esos dibujos animados? Como el cole celebra sus 25 años, han pensado en que las funciones de los peques estén inspiradas en los dibujos animados de aquella época. Así que vamos a por la Fruti-Fresa!!

Lo primero fue encontrar los materiales, si pensabáis que esto era de libre elección, os equivocáis... Las instrucciones eran claras: tela de foam, con medias y zapatillas tipo Victoria del color de la fruta y un tocado en la cabeza haciendo del rabito de la fruta en cuestión.

Pues nada, una vez descubierta la tienda de telas del barrio donde todas las mamás van a comprar como locas para hacer los disfraces a sus hijos, allá que nos fuimos a pedir con cara de habernos comido un limón un cacho de ¿foam? para hacer una fresa y un poco de fieltro para las hojitas verdes. Menos mal que la dependienta ya debe tener experiencia en esto y nos dio todo con la medida suficiente para hacerle el traje al Niño Molón, de hecho nos comentó que el del disfraz de plátano ya había pasado por allí.

El siguiente paso era sencillo, encontrar en internet la manera de hacer el traje con estas manitas y voilà! Una web de una trendy-mum que como buen alma caritativa tenía disfraces para todos los gustos y allí estaba mi fresa (disculpad que no ponga fotos de su trabajo porque entonces mi fruiti-fresa quedaría a la altura del betún).

Así que, con una motivación de la leche al sentirme trendy-mum sin haber pasado por ningún taller ni de washi-tape ni de otras lindezas handmade, me dispuse a coger las tijeras, la aguja y el hilo.


La cosa fue tomando forma y color, mucho color...


  


Y por fín llego el gran día... Muchos nervios antes de la actuación y muchos niños revoloteando disfrazados de fruta...



Ay! que muchos estáis pensando en que haríais un gazpacho... pero no, no se puede, aunque estén para comérselos ;



Y como no podía ser de otra forma, una vez acabado el disfraz de fresa... A disfrutar de la función!!!



¡Colorín, colorado este post DoItYourself se ha acabado!



*Si quieres ver el álbum completo puedes hacerlo en Facebook

Cosas que hacer en Madrid...Peggy Sue's



¿Quién no ha soñado alguna vez en convertirse en una Pink Lady y tener por novio a un guaperas de la pandilla de los T-Birds?

Pues para todos los que habéis querido ser uno de los protagonistas de la peli de Grease, con este plan se os va a hacer la boca agua.

Y no sólo por volver a los años 50 sino porque vamos a comer un menú al más puro estilo americano.

Peggy Sue's es uno de esos locales con encanto aunque se trate de una cadena de resturantes franquiciados.

Desde que hace pocas semanas abrieron este local cerca de mi casa, tenía muchas ganas de ir y probar sus hamburguesas con nombre de época como la Peggy Sue o la Mary Lou o sus pizzas especiales como la Elvis o Marilyn.

Así que después de un par de intentos frustrados, reservamos mesa para tres y allí nos plantamos. El local estaba lleno de familias y gente joven y el ambiente muy animado.



Cuando nos dieron mesa pudimos disfrutar de todos los detalles que nos transportaban a aquellos años dorados. Una pequeña jukebox en cada mesa, música de la década y camareras que parecían a punto de marcarse un rock 'n' roll allí mismo.

La carta tiene platos adaptados a los más peque, es su "Kids Zone" y aunque no hay tronas ni cambiador en el baño, éste es muy amplio pensado para mamás con carritos o minusválidos.



No nos pudimos resistir a pedir una pink lemonade para acompañar nuestra pizza Sandy, unos ricos Fingers de pollo (como los llames nuggets te cobran el doble! ;-) ) y un Chicken Sandwich.



Como broche final a nuestro viaje en el tiempo, no pudimos dejar pasar la oportunidad de darnos un homenaje con el postre.

Unos batidos ricos, ricos de fresa y chocolate para el Niño Molón y el Papi Chulo...

Y para una Mamá Cool  la auténtica New York Cheesecake!!



Umm! Todo delicioso, ¿quién puede resistirse a estos dulces caprichos? Pues nadie, porque recientemente en Peggy Sue's acaban de estrenar su servicio de pedidos a domicilio. Así que con sólo una llamada podemos montar nuestra pequeña fiesta a lo Grease en casa!



Y para rematar la jugada, un detalle antes de marcharnos hasta nuestra próxima visita, la camarera nos dio una bola de chicle de esas grandotas, como las que había cuando éramos pequeños. Así que salimos más contentos que un niño chico :D



Y vosotros, ¿conocéis algún lugar "con encanto" para comer con la familia?

Mi mamá me mola en Facebook

Miércoles Mudo: Fresa y Chocolate



 

¿Podría haber algo más dulce?






Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.

¡Feliz Miércoles!






 



Cosas que hacer en Madrid... El Dragón Lector

Aprovechando que celebramos el Día del Libro, este plan me viene que ni pintado para hacerlo este día o bien cuando llueve y no puedes salir a "campo abierto" con la tribu y además totalmente mammaproof.

Una de las mejores opciones que existen en Madrid para pasar una mañana de sábado muy divertida y a cubierto es acercarse al Dragón Lector.

El Dragón Lector es una librería mágica, regentada por José y Pilar, el alma de este gran proyecto que trata de acercar la literatura a los más pequeños de la familia para que desde edades muy tempranas aprendan a disfrutarla con pasión.

En su labor por enamorar a los más peques del mundo de las letras, cada sábado preparan actividades gratuitas dirigidas a los locos bajitos.

No nos podemos perder la cita con "Los Cuentos del Baúl" cada sábado a las 12.00h en la librería de la calle Sagunto, 20, donde las familias disfrutamos de cuentos, canciones y marionetas que nos llevan a mundos de fantasía de la mano de Leo, el Dragón Lector.El Dragon Lector

Tampoco nos olvidamos de los más "baby", para ellos tienen reservado "El Baúl de los peques", al que están invitadas las familias con bebés de 8 meses a 3 años.El Dragon Lector

También podemos consultar su agenda de actividades en sus otros locales y no podía faltar las presentaciones de las últimas novedades en libros. Están siempre a la última!



Así que lo dicho, si queréis entrar en un mundo mágico y pasar una mañana disfrutando como enanos no dejéis de visitar la casa de Leo, El Dragon Lector.

Celebrando mi tweet nº 100

Todos los comienzos son duros y hay que trabajarlos desde la constancia y el esfuerzo. Pero también hay que celebrar los pasitos que vamos dando y de esta manera motivarnos para continuar con esta carrera que es de fondo.

Así que ¡¡FIESTA!!


Hace un par de semanas me lancé a la "madresfera" con el simple ánimo de compartir inquietudes y experiencias con otras mamás (y papás) que como es lógico están más cerca de mi estilo de vida que muchos de mis propios amigos.

Pues bien, esta tarta va para celebrar con todos ellos, con vosotros, no el que haya llegado a los 100 tweets, eso es lo de menos, sino el haber encontrado a gente maja, gente con la que conversar, compartir situaciones del día a día y sobre todo echarnos unas risas y hacer blogterapia.

Gente como Desmadreando, como La Niña Sin Nombre, como Miss y Mister Golosina o @Belbelart.

A toda la madresfera muchas gracias por la bienvenida y estáis todos invitados a tomar un trocito de tarta (esta no engorda, que es virtual) y pasaros  por  casa siempre que queráis.

Un abrazo y un tirón de orejas (que tampoco duele...)

Tacones vs Deportivas



Todas las mañanas el mismo dilema... ¿tacones o deportivas?

Si quieres parecer más profesional e impresionar en las reuniones, para estar a la "altura" de los hombres, para sentirse un día más sexy... entonces eliges subirte a los tacones.

Si quieres sentirte cómoda, ser más tú misma, desenfadada e incluso divertida entonces la decisión está clara: deportivas.

Pero, ¿dónde está el equilibrio entre una cosa y otra? Pues todavía no lo sé.

Por la mañana, delante del armario justo antes de salir de casa todas estas preguntas pasan a velocidad del rayo por mi mente. Y digo a velocidad del rayo porque siempre quiero estar un minutito más dando un montón de mimos a mi Niño Molón, justo antes de despertarle para ir cole.


Y casi a la par que él me dice: "¡déjame dormir cinco minutitos más, mamá!", digo yo: "¡déjame achucharte cinco minutitos más, venga por fa!".

Miro el reloj y entonces lo veo claro: ¡deportivas! que me permiten volar y volar...

Volar para llegar a tiempo a la ofi y volar para llegar en un santiamén a casa y seguir disfrutando de mi familia.


¿Y vosotr@s, sois más de tacones o deportivas? :D

Miércoles Mudo: "Los Tecno-Yayos"

Los Tecno-Yayos

Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.

¡Feliz Miércoles!



Cosas que hacer en Madrid cuando... toca cortase el pelo

Apenas han pasado dos meses y en lugar de una linda melena, lo que tiene el Niño Molón son unas greñas que necesitan un corte urgente.

Para los peques, ir a la "pelu" no tiene el mismo significado que para las mamás cool, que nos gusta tener toda una mañana dedicada a nosotras mientras nos ponen guapas y nos miman, dándonos masajitos en la cabeza y dejando la mente totalmente en blanco (al menos durante un rato).

Ellos no, no aguantan ni un tirón, pierden la paciencia a los cinco minutos y no les gusta que un extraño les toquetee la cabeza...

Así que como familia guay y aventurera que somos, la primera vez que tuvimos que cortar el pelo al Niño Molón decidimos buscar una peluquería exclusiva para los peques de la casa donde los tratasen como a los reyes de la casa.

Y dimos con Fashion Kids, una cadena de peluquerías exclusiva para niños donde cada corte de pelo supone una experiencia divertida y amena. Cortan el pelo a  bebés y niños hasta los 14 años. Es un lugar Mammaproof en toda regla que queda apuntado en nuestra agenda.

Además, al tratarse de una cadena repartida por toda España, podemos encontrar sus peluquerías con facilidad sobre todo en centros comerciales. La nuestra está en el Centro Comercial La Gavia, que nos pilla muy cerquita pero hemos visitado alguna otra más y en todas nos han tratado fenomenal y con mucha profesionalidad.



El personal siempre te recibe con una amplia sonrisa y demuestran una habilidad increible para poder cortar el pelo sin trasquilones a esas pequeñas locas cabecitas.

Además, los niños se quedan encantados cuando se les corta el pelo subidos en un coche con su volante y todo!

Pero lo mejor, es que mientras les están atendiendo, ellos pueden estar disfrutando de su serie de dibus favorita y así el ratito que tienen que aguantar para salir bien guapos se pasa en un santiamén.

Todo en esta peluquería está pensado para los peques: tienen una sala de espera con juguetes y libros para que nadie se aburra y al terminar de ponernos guapos, ¡Sorpresa! un regalito nos espera por haberles visitado.

También organizan unas PeluFiestas muy molonas y originales. Y para los más coquet@s también tienen una línea de productos y accesorios para que seamos los más fashion del barrio.

Así que con todas las cosas chulas que tiene esta "pelu" ¿quién se anima a volver pronto a por otro corte de pelo?

 

El Niño Molón desde luego que está deseando volver y más después de lo guapo que ha quedado con su pelo de punta, no? :-)

Qué será, será... ¿niño o niña?

En la época de mi madre, las ecografías ni existian así que tocaba esperar hasta el dia P (de parto). En mi época, se empezaban a estilar las ecografías 3D y ahora, parece ser que lo último son las ecografías "emocionales", esas en las que puedes ir con toda la familia a ver la carita del bebé y empezar a sacarle parecidos... que si la nariz de papá, las orejitas de mamá... sin temer que te echen de la consulta por llenarla de babas al ver a tu bebé que en realidad se parece más a un alien, siendo realistas.

Pues bien, acabo de descubrir lo más cool en fiestas prenatales y no, no me estoy refiriendo al típico Baby Shower, que poco a poco va calando en España.

Vamos a hablar de las Gender-Reveal Party, o lo que es lo mismo (pero no tan cool en español) las fiestas "¿niño o niña?".


Sí, ya sé... es una traducción un poco libre pero la verdad es que no he encontrado ninguna mejor... ¿alguna idea?


Pues bien, este tipo de fiesta es el último grito en New Yor y alrededores (o sea, en los USA de toda la vida) y se trata nada más y nada menos que de organizar un fiestón con todos los amigos y familiares de los futuros papás para que al más puro estilo de los Oscar de Hollywood podamos saber el sexo del bebé.

El proceso es bien simple: hacia la semana 20 de embarazo, la mamá se hace la ecografía de rigor en la cual ya se puede saber con bastante exactitud el sexo del bebé. Pero en lugar de que sea el médico el que te lo diga ahí, con nocturnidad (recordad que el cuarto de ecografías está oscuro) y con alevosía y a bocajarro, éste guarda el ansiado resultado en un sobre que se entregará sin abrir al señor pastelero.

¿Y qué pinta el pastelero en todo esto? Pues mucho, claro. Y más ahora que están de moda los cupcakes y todos esos dulces tan elaborados y en ocasiones hasta rococós.

El señor pastelero es el encargado de custodiar el gran secreto hasta que al cortar la tarta que nos prepare para la party sepamos si es azul o rosal.

Y ahora viene lo bueno, los papás más cool se encargan de organizar la fiesta que desvelará el sexo del bebé ante todos sus allegados.

Para ello, desplegarán sus mayores habilidades demostrando que el título de "Trendy Parents" hay que empezar a sudarlo desde los primeros meses de embarazo y dejar el listón muy alto para las siguientes parejas de amigos (porque sabemos que esto de los embarazos es contagioso y en cuanto se preña uno, al final caen dos o tres más, es lo que yo llamo efecto viral).

Así que es la hora de sacar rollos y rollos de washi-tape y todas las ideas posibles de Pinterest para decorar la casa con banderines, blondas, posavasos, tarjetas recordatorios... hasta tarjetitas para hacer las quinielas previas al desenlace del misterio.

Y tachánnnnn! por fin descubrimos si el bebé será niño o niña... eso si el señor pastelero no se confunde, ¿os imagináis la cara de los papás el día del nacimiento?

Por cierto, no  hay que olvidar que para que la fiesta sea más cool todavía, hay que tuitear y actualizar el status en Facebook y si es posible retransmitirlo en streaming, no vaya a ser que tu tia-abuela que está en el pueblo se pierda tan magno evento.

 

No sé vosotros, papás chulos y mamás cool, pero yo, la verdad, es que no tendría la paciencia necesaria para esperar a la fiesta para saber el sexo del bebé, de hecho en mi caso desde la primera ecografía ya estaba preguntando si se veía algo (y se vio, claro que se vio! para algo parí un niño melón molón) pero hasta entonces estuvimos haciendo nuestras quinielas.

Y vosotros, ¿hicistéis quinielas sobre el sexo del bebé? ¿Quién gano? Animaos a contarnos vuestra experiencia. Os esperamos!



 

De una mama cool y una familia molona

“Mi mamá me mima mola” es lo que una madre querría que pensara de ella su retoño toda su vida y ¿por qué no podría ser así?

Tener una familia molona no es tan difícil si tienes los ingredientes necesarios. Y aquí vamos a cocinar cada post para que cada uno sea un poco más especial que el anterior y esperamos la participación de todos vosotros a través de vuestros comentarios, ideas, sugerencias y lo que vaya surgiendo.

De este modo, podremos descubrir lugares nuevos, otras familias molonas y estar a la última en todo lo que se cuece por internet enfocado a estos pequeños melones molones y su entorno.

Así que os presento a los protagonistas cocineros de este blog.

Como el rey de todas las salsas: el Niño Molón

Niño MolonAunque no lo parezca soy el verdadero protagonista de este blog, que está hecho en gran parte para mí y por mí (culpa).

Así mi madre en lugar de hacer terapia de grupo, se dedica a sacar de paseo a sus alter ego y compartirlos con la blogosfera, que le sale más barato.

Tener una mamá cool mola porque no es como las mamás de antes. Mi mamá me lleva siempre a la última moda (o eso dice ella siempre), aunque a veces parezca más un niño pijo que un niño molón pero es guay!

Vamos a muchos sitios divertidos y siempre procura dedicarme tiempo para enseñarme cosas nuevas y para “currarse” todos los trabajos que mandan en el cole, que más que tareas para los niños parecen tareas para los padres.

Además, no todos los niños tienen una mamá-bloggera, al menos tan guapa como la mía.

Como el pinche más famoso de esta cocina: Papi Chulo

Papi ChuloLa paternidad es lo mejor que te puede pasar en la vida. No hay mejor excusa para volver a la infancia y seguir volver a comportarte como un niño de cuatro años.

¿Más ventajas? Aquí tenéis unas cuantas…

Que los Reyes Magos te traigan el Scalextric pero ahora en versión digital  (que para algo escribes tú la carta porque el niño molón no sabe aún escribir y le pones a Sus Majestades una copita de cava y agua y leche para sus camellos y todos sabemos quién acaba con todo eso de madrugada, no?)

Y pasarnos horas jugando los dos juntos (por su bien, claro, que ahora es muy importante compartir tiempo lúdico con ellos)

Ver los dibujos de Bola de Dragón y enseñarle lo que es un clásico que inculca valores como la amistad, como defender tu mundo y acabar con los malos y no las ñoñerías de ahora… que si los Lunnis, que si Pocoyó…

Compartir (mis) aficiones como escuchar música, pero no los grupitos de ahora como los Cantajuego o Justin Bieber (arrrg!! me sale mi niño molón así y me pego un tiro), no… rock pero del duro. Un poquito de AC/DC y duerme como la seda, eso sí, didáctico no sé si será pero al cantar en inglés al menos el niño va haciendo oido (si antes no se ha quedado sordo). Y si queremos producto nacional y letras con contenido nada mejor que una jam sesion de los Mojinos Escozios.

En fin, que soy yo quien intenta que las cursilerías que le inculca su mamá tan cool no le vuelvan un niño noño y se vaya haciendo un hombre, pero de los de verdad! Para eso están los papás, no? Al menos los Papi Chulos, jeje...

Como Chef de todos los platos: Mamá Cool

Mama CoolPoco puedo decir sobre mí después de las pinceladas que han ido dando mi querido hijo, el Niño Molón y mi maridito aquí el Papi Chulo.

De mi pasión (y profesión) por el mundo on line, nace este blog con animo de compartir experiencias y trucos de madre, pero de madre cool o lo que viene a ser lo mismo madre guay. Y si encima eres mama-blogger, mejor que mejor.

Ya me avalan cuatro años de experiencia(s) en esto de la maternidad y aunque hay veces que reniegas y piensas que en lugar de tener un niño molón, lo que has parido ha sido un niño mElón, lo cierto es que creces y te haces mayor a la vez que lo hace el pequeño retoño.

Los padres tenemos que ser un ejemplo y una fuente de aprendizaje para los hijos y a la vez, mantener nuestra identidad como adultos y no dejarnos engullir por ese mini-mundo que les rodea y que más veces de lo que desearíamos nos hace ser monotemáticos en nuestras relaciones y conversaciones y no salimos de ese círculo que va desde los pañales hasta potitos o el último disfraz para la función del cole.

Una vez que eres madre todo gira en torno a los hijos y es por eso que siguiendo el lema: “Si no puedes con ellos, únete” he decidido que esa unión sea lo más productiva y divertida posible; Encontrando actividades interesantes para hacer en familia, lugares que visitar y que no te miren como si tuvieras una enfermedad contagiosa (co**, si son sólo inofensivos niños).

Y por último, pero no menos importante como terapia y desahogo que una por muy cool que sea, hay veces que necesita compartir experiencias más allá de la maternidad.

¿Comenzamos la blogterapia?