Con la música a otra parte: Mu-Dancing (I)

Seguro que si os habéis mudado de casa alguna vez habréis jurado no volver a pasar por otro trance igual.

Pero el hombre es el único que tropieza dos veces con la misma piedra y aquí estamos, liados otra vez con cajas, muebles, trastos....



Puff!! Y es que lo que tiene trasladarse aunque solo sean quinientos metros es que puedes aprovechar y hacer limpieza general.

Ahí es cuando empiezan todos los problemas, que si "mira esto ¿no sirve, no? lo tiramos" y el otro dice: "no, no lo tires que tiene valor sentimental".
Y es que la molécula de silicio que hizo el Niño Molón en el cole en el taller de ciencias es de un valor incalculable!

Y es que el síndrome de Diógenes se apodera de esta Familia Molona y no nos permite desprendernos de esos recuerdos transformados en dibujos, manualidades u otra cosa del peque que en algún momento hicieron que se nos cayera la baba.

Asi que estoy deseando acabar y poder relajarme y tomarme unos gin tonics, que por ahí se cuenta, se dice y se rumorea que La Niña Sin Nombre está moviendo una quedada el #15J bajo el grito #nochedechicasya y las mamás blogueras vamos a quemar la noche madrileña en vivo y en directo.

Así que un brindis por la quedada, por las mamás blogueras y por nuestra nueva casa. ¡Va por ustedes señor@s!