50 sombras de Deliplus

Confieso que también he caído en las redes del Sr. Grey y sus 50 sombras pero también he de decir que me ha decepcionado profundamente.

No sé si bajo la promesa de novela "porno" para mamás me esperaba algo más fuerte o es que yo ya a estas alturas no me sorprendo de nada.

A ver, entendedme, que cualquier película de Almodóvar o del "destape" español tiene más chicha que el libro. No es que mi marido por muy molón que sea vaya esposandome y dándome azotes por casa, pero me esperaba algo más guarro, la verdad.

De hecho, y tirando por el producto español, me impresionó más el libro de Nuria Roca y su marido, "Para Ana, de tu muerto".
Que ella con esa cara de no haber roto un plato desde que presentaba Waku Waku, se jacta de haber escrito el libro a cuatro manos y vaya, vaya...ahí lo dejo para quien quiera saciar su curiosidad.

El caso es que me he dado cuenta que esto del porno esta sobrevalorado y que cualquiera puede escribir algo subidito de tono para nosotras.

Y si no, comprobadlo por vosotras mismas en la sección de cosmética del Mercadona.

Si encontráis el gel de baño en crema "monogotas" de vainilla podréis leer textos tan sugerentes como para tomar un baño relajante con vuestro Grey particular.

Y si no me creéis, mirad lo que dice Mr. Deliplus:


Una tentadora provocación convertida en un sensual y delicado gel de baño.
Su cálida y dulce fragancia juega de forma traviesa con el delicioso aroma de la vainilla haciendo del momento del baño un ritual de relajación y bienestar.
Disfruta con el placer de un intenso perfume combinado con una textura cremosa y nutritiva.

¿Una cálida y dulce fragancia? ¿Disfruta con el placer de un intenso perfurme? ¿Pero en qué estaba pensando el marketer de turno cuando quiso vender las bondades de este gel?

Ahora me lo explico todo. E.L. James sacó la inspiración de las experiencias vainilla y el cuarto rojo haciendo la compra en el Mercadona.

Y dicho esto, os dejo, que voy a ver si me doy un baño y de paso pruebo el gel...