Aprendiendo a cuidar la piel con Bepanthol

Hace unas semanas acudí junto con otras mamás blogueras al taller que organizó Bayer para aprender a cuidar la piel.

En este taller impartido por Rosa Mª Plata Quintanilla, vicepresidenta de la Asociación Española de Matronas, aprendimos mucho sobre las malditas estrías y también sobre la dermatitis del pañal.

Dos problemas claves que afectan especialmente a las futuras mamás y a los bebés y que conociendo por qué se producen y qué productos tenemos que aplicar podremos ahorrarnos algún disgustillo que otro.

Las mujeres por diversos factores (cambios hormonales, peso, maternidad, etc...) somos propensas a desarrollar las feísimas estrías, que son nada más que un estiramiento de las fibras de la piel, que habiendo perdido su elasticidad, se rompen y son reemplazadas por otras fibras nuevas mucho más débiles.bepanthol taller

Por este motivo, es muy importante prevenir cuanto antes y comenzar a hidratar la piel desde el inicio del embarazo hasta un mes después del post parto.

Para ello, podemos recurrir a cremas con los componentes necesarios para cubrir las necesidades de nuestra piel en esta etapa.

Bayer nos presentó su crema antiestrías Bepanthol, la cual está compuesta por la Centella asiática que es una planta tropical que estimula la producción de colágeno y fibras que ayudan a reforzar la piel; Pantenol (provitamina B5) y glicerina, ingredientes con capacidad demostrada para nutrire hidratar la piel, que hacen que ésta conserve su suavidad, flexibilidad y elasticidad y aceite puro de oliva y los lípidos cutáneos que refuerzan la barrera cutánea, fundamental en la protección frente a agresiones externas.

bepanthol bloguera

Pudimos comprobar in situ, la textura de cada crema y también el formato de presentación, pues en el caso de aplicar la crema para el culete en los bebés, es de gran ayuda que tenga un dispensador que pueda dejar una mano libre para sujetar al niño.

Seguro que en alguna ocasión os ha pasado que al cambiar a vuestro hijo habéis montado una buena y en lugar de un cambio de pañal parecía aquello el juego del Twistter, todo lleno de pies y manos :-)

Y ya no hablamos si tiene el culete irritado por la llamada "Dermatitis del Pañal".

Para el niño, la dermatitis del pañal resulta muy molesta, puesto que el escozor que siente puede producirle irritabilidad y, si el dolor es muy intenso, dificultades para dormir.

La mejor fórmula para combatir esta enfermedad es la prevención. Mantener la zona seca y limpia y aplicar un producto barrera adecuado después de cada cambio de pañal.

Desde Bayer nos recomiendan en estos casos, Bepanthol Pomada Protectora Bebé, que ha sido especialmente formulada para el cuidado diario y protección de la piel del culito del bebé con tendencia a la irritación. Por su composición a base de emolientes y pantenol (pro-vitamina B5), sin conservantes, ni perfume, esta pomada ejerce una doble protección en la piel del culito del bebé: desde fuera, los emolientes forman una barrera protectora que evita la deshidratación y la aísla de sustancias irritantes; desde dentro, el pantenol protege la piel y favorece su proceso natural de regeneración.

Para mí ya es un poco tarde en el caso de las estrías, pero ya tengo la lección aprendida y ahora me cuido mucho más la piel y procuro que esté bien hidratada. Para ello, he podido probar otra crema también, Bepanthol Ultra, y ¡mano de santo!

La pomada protectora del bebé de Bepanthol también le ha venido fenomenal al peque de los padrinos del Niño Molón, que con los dientes se le irrita con frecuencia el culete.

En cualquier caso, con estos pequeños consejos y el producto adecuado podremos mantener nuestra piel y la del bebé suave y sana.

Tras este interesante taller pudimos debatir y compartir con las otras mamis blogueras nuestras experiencias en el cuidado de nuestra piel y la de nuestros peques y tomar buena nota de sus consejos y trucos.

Y vosotros, ¿qué truquillos tenéis para cuidar la piel?