Sorteo Molón: las madres molonas no llevan capa

El día que me convertí en madre empecé a notar algo raro en mí. No sabría decir exactamente el qué pero parecía que dejaba de ser yo y empezaba a mutar en otra "cosa"...

Al principio, los síntomas eran casi imperceptibles.



De repente, mi vista se agudizó como la de un halcón y podía encontrar aquellas cosas que nadie más era capaz de encontrar por casa.

El sentido del oído se desarrolló hasta tal punto que era capaz de escuchar el llanto del Niño Molón desde la otra punta de la casa y a pesar de tener la tele puesta o la ventana abierta.

Luego descubrí que tenía el poder de leer las caras. Sí, sí, como lo oís, era capaz de saber qué le ocurría al Niño Molón con sólo verle la cara. Aún hoy en día, sé si le duele algo o está fingiendo con sólo mirarle.

Una mañana desperté y sentí que tenía respuesta a todas las preguntas. Pero a todas. Y que esos interminables "Y por qué? Y por qué?", que comienzan en la etapa de los tres años ya no eran un problema y podía satisfacer la curiosidad del peque de la casa.

Más tarde llegó el poder de la videncia. Sí, soy vidente pero a medias... No veo los números de la lotería pero sí que veo con antelación cuándo el Niño Molón está en peligro y se va a caer. No siempre puedo evitarlo, claro. Pero siempre que se produce este escalofriante hecho, lo acompaño de un "te lo dije...", que confirma mi "profecía".

Pero aunque poseo el poder de ver el futuro más inmediato, no siempre puedo evitar las catástrofes, aunque aprendí que había desarrollado el mejor poder de todos.

Un superpoder que ningún héroe de los comics ni las pelis ha tenido jamás. Y os preguntaréis cuál es ese superpoder.

Pues bien, descubrí que mi mayor superpoder es el de los besos curativos, que además de sanar y curar al instante cualquier herida también ahuyenta a los monstruos, trae sueños felices y sobre todo, es capaz de provocar la mejor sonrisa que puede haber en este mundo, la de mi hijo.

Al cabo del tiempo, descubrí que no soy la mejor cocinera, que tampoco sé coser ni un botón, que la paciencia no es un superpoder sino un músculo que hay que entrenar día a día y no vale hacer como con la operación bikini.

Al cabo del tiempo, descubrí que las madres no somos superhéroes, que no llevamos capa, pero sí que tenemos SUPERPODERES.

Yo ya os he contado mi secreto y ahora me gustaría saber el vuestro. Pero como sé que desvelar los secretos de SUPERMADRE tiene un alto precio, si me contáis cuál es el mejor SUPERPODER de madre (o padre, que no discriminamos!) podréis llevaros un super set de LEGO con BATMAN como protagonista, para celebrar el 75º aniversario de la creación de este personaje de cómic, que sí que es un superhéroe con capa y todo!
Si queréis participar en el sorteo molón del set de LEGO, sólo tenéis que dejar un comentario en esta entrada contándome cuál es el mejor SUPERPODER de madre (o padre), ese que les hace ser un poco más superhéroes pero sin capa, jeje!

Podéis participar desde hoy mismo hasta el próximo martes 29 de julio a las 23:59h.
El ganador/a será anunciado durante esa semana.

                                                      ¡Animaos y participad!


ACTUALIZACIÓN 11/08/2014: Resultado del sorteo "Set LEGO BATMAN"

A continuación, el resultado del sorteo mediante la aplicación Random.org ha sido el comentario:



Damos la enhorabuena a @crazyalf y para hacerte llegar tu set de LEGO necesito que me envíes un email con tu dirección de correo postal para hacerte llegar este set con "superpoderes".

9 comentarios:

  1. Quiero el juego pero YA, que además va a ser el cumple del peque y sería genial jejeje
    Mi superpoder es leer la mente al peque. Antes de que vaya a hacer alguna trastada, sé que la está tramando y le paro, pues como bien le digo a él "Es que tú madre es bruja" ajajajaj, y no es eso exactamente, sino que yo también lo hubiera hecho o quizás hasta lo he hecho.
    También tengo otro superpoder, que es el 1,2,3 y es que antes de que terminé de contar, mi hijo ya me ha obedecido con lo que le haya pedido (por la cuenta q le trae jajajajja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja!!! El poder del 1, 2, 3 lo tenía mi madre, bueno... creo que lo sigue teniendo... :s Nos poníamos las pilas pero a la de ya!

      Te apunto y a ver si hay suerte para el cumple del peque (que ya es un hombrecito, eh?)
      Gracias por participar! Muack!!!!

      Eliminar
  2. Te ha faltado otro superpoder que tenéis las madres: el crear un campo gravitatorio que es capaz de repeler los problemas. De todos es sabido que cuando tienes un problema, acudes a ella con el fin de que te escuche (otro superpoder que se os agudiza aún mucho más) y el de aconsejar. Es en ese momento cuando estés donde estés, los problemas desaparecen y se genera como una especie de campo gravitatorio o de mundo paralelo en el que los problemas y las lágrimas desaparecen.

    Alfonso SG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por participar. Me encanta lo de campo gravitatorio para repeler problemas. Eso sí que es un superpoder!

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias! ahora sí que voy a pasar un súper verano!!! Vaya súper regalazo! Qué ilusión más grande!

      Eliminar
  3. Mi superpower o superpoder es llevar niña en brazos, silla vacía con la compra colgada y el perro cogido por la correa. Y cantando para que no se aburran.
    Un post genial, por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por participar! El poder del multitasking es uno de los mejores que adquirimos cuando nos convertimos en madres :-)

      Eliminar
  4. Mi superpoder es el de dormir muy poco :) ya que procuro pasar con el peque todo el tiempo que tengo y los fines de semana también!, por lo que aprovecho para hacer todo lo que no puedo el resto del día, necesitamos días de 48h!. un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. WoW! Yo lo de dormir poco lo llevo fatal. De hecho, si no duermo no soy persona, ni madre, ni se me activan los superpoderes, jeje! Y me apunto a reivendicar los días de 48 horas!
      Muchas gracias por participar ;-)

      Eliminar