The Magic Forest, un bosque mágico en Kinépolis

Ahora que llega el otoño y los días parecen más grises y fríos, nos hemos puesto manos a la obra en busca de nuevos #planesmolones a cubierto, y en nuestra búsqueda nos hemos encontrado con un lugar muy especial en Madrid.



Sé que muchas veces nos sacrificamos y los papás nos aburrimos como ostras para que los peques pasen un rato divertido y entretenido, pero esto ya es cosa del pasado y cada vez hay más lugares para que toda la familia lo pasemos fenomenal.

Entrada a The Magic Forest en Kinépolis, Pozuelo de Alarcón (Madrid)

Este es el caso de The Magic Forest, ¡nuestro último descubrimiento!. Un nuevo parque de ocio infantil situado en la Ciudad de la Imagen (Pozuelo de Alarcón) dentro del complejo de cines Kinépolis.

Así mientras los niños disfrutan por las impresionantes instalaciones de este peculiar bosque, los mayores, pueden tomarse algo en la zona de padres o incluso aprovechar y ver una película con toda tranquilidad, ya que este espacio cuenta con todos los controles de seguridad y sobre todo, con monitores profesionales cualificados y formados que están pendientes de los pequeños en todo momento.


Mientras los peques disfrutan jugando, los padres se relajan tomando algo o aprovechan para ver una película en el cine.

Con una superficie de 1.100 metros cuadrados y una capacidad para 350 niños, dispone además de un espacio reservado exclusivamente para fiestas y cumpleaños infantiles, en el que los niños entre 4 y 10 años, principalmente, son los auténticos protagonistas, aunque siempre hay sitio para los más pequeños en la zona baby (0 a 3 años) pero siempre bajo la supervisión de un adulto.


Algunas de las atracciones siempre vigiladas por monitores cualificados y formados.

En el evento de inauguración de este "bosque mágico", el Niño Molón pudo disfrutar trepando por los pétalos de interminables flores, pasear a través de colinas de setas, bajar por una gran montaña, sumergirse por laberintos y deslizarse desde un volcán de lava. 


Toboganes interminables, pétalos por los que trepar...
Setas gigantes y laberintos para los más peques.
               
Tobogán gigante solo para los más intrépidos y valientes.

Y los mayores, entre ellos periodistas, mamás blogueras, profesionales del sector del ocio infantil y distribuidores de cine mientras tanto, disfrutamos de un desayuno-brunch y un ratito de charla distendida.

Y como no podía faltar en una inauguración de tal magnitud, posamos como las celebrities en el photocall. 


El Niño Molón brincando en el photocall con Kino, la mascota.

Y vosotros, ¿tenéis preparada ya la agenda de otoño con planes molones? ¡Me encantaría que los compartierais dejando un comentario! OS ESPERO ;-)