Felicitaciones molonas con los imanes de Imprify

Este año nos hemos propuesto innovar en la tradicional felicitación navideña y cuando desde Imprify me propusieron probar sus productos, lo tuve claro: la felicitación de este año no iba a dejar indiferente a nadie.

En casa nos encanta personalizar los regalos, las invitaciones, las cartas... Nos gusta que lleven un toque de cariño y hacer sentir especial a la persona que los recibe.

Por eso, cuando llegan las fechas navideñas, una de nuestras prioridades es poder mandar una felicitación que arranque una sonrisa y que a la vez sorprenda.

Este año hemos optado por mandar nuestro particular christmas en forma de imán de nevera. Sí sí, parece algo raro pero ¿qué mejor manera de mantener los buenos deseos de esta época todo el año que viéndolo en la nevera? :-)



El proceso fue muy sencillo ya que desde la app de Imprify (disponible tanto para iOS como Android) pudimos seleccionar las fotos desde el propio carrete del móvil, Facebook, Instagram o Dropbox y en tres sencillos pasos ya teníamos listo nuestro pedido.

En 3 pasos puedes hacer tu pedido Imprify todo desde tu móvil
 No os negaré que lo más complicado fue hacer la selección de fotos y es que ya se sabe que cuando uno tiene niños todas las fotos te parecen taaan especiales....

Y es que puedes pedir un número ilimitado de imanes a partir de un mínimo de 14, seleccionar tantas copias como desees y además, elegir entre dos tamaños 7x7 cm o el tamaño especial de 9x9 cm, todo a un precio muy económico desde 14,90€ y pagando a través de PayPal o con tarjeta.

El resto fue coser y cantar y en pocos días ya teníamos nuestros imanes en casa y siempre bien informados de todo el proceso a través de mail.

Lo primero que me impactó fue el empaquetado en el que venían, muy cuidado y elegante, dentro de un sobre de papel irisado.

Después, cuando por fin abrí el sobre y saqué los imanes, me dejó boquiabierta la calidad y resistencia del revestimiento plástico.

He de decir que tenía mis dudas sobre cómo se verían las fotos pues en la aplicación no hay ningún aviso de que la foto no cumpla con un nivel mínimo de calidad y me daba miedo que alguna saliera pixelada al imprimirse, pero nada de eso! todo lo contrario, en vivo y en directo se puede apreciar la alta calidad del material y que se traduce en una imagen bien definida.

Tras recibir los imanes, llegó la hora de dar el último toque para que aún fuera más impactante nuestra felicitación navideña y nos dedicamos una tarde a envolver con papel celofán, añadir estrellitas, copos de nieve en forma de confeti y una tarjetita dedicada a cada uno de los destinatarios :-)

Fue muy divertido pasar en familia un buen rato preparándolo todo para que estuviera perfecto.

Aquí os enseño un poquito porque queremos que sea ¡sorpresa! y tampoco queremos desvelar todos los detalles...


Por supuesto, a parte de elegir algunas fotos para mandar las felicitaciones a las abuelas, tíos y padrinos, me fue imposible resistirme y escoger algunas para decorar nuestra nevera (y la de las abuelas!).

¿Qué puede haber mejor que levantarse por la mañana, ir a la cocina a preparar el desayuno, abrir la nevera y encontrarse con esas fotos que te hacen volver a vivir esos momentos especiales? ¡Así sí que se empieza el día con una gran sonrisa!

Así que si queréis sorprender con un regalo especial, no dudéis en probar Imprify, tanto con sus imanes personalizados que son su última novedad como con un photobook o incluso revelando esas fotos para tenerlas en papel.

Además, por ser lectores de Mi mamá me mola contáis con un descuento del 20% introduciendo el código 4EA7FD.

Y vosotros, ¿habéis preparado ya vuestra felicitación de Navidad?





No hay comentarios:

Publicar un comentario